Seguramente, al ir a comprar una crema solar te ha surgido la duda: ¿Qué factor de protección solar  (FPS) necesito? En el mercado español, lo más común es encontrar protectores solares de FPS30, FPS50 y FPS50+. Elegir el adecuado para tí, dependerá de varios factores ¡Sigue leyendo! A continuación, te explicamos qué elementos debes tener en cuenta para utilizar un FPS adecuado.

¿Qué es un factor de protección solar (FPS)?

El factor de protección solar es un índice que determina la eficacia de una crema solar. El número que indica, es el tiempo que puede exponerse la piel protegida sin quemarse frente a la radiación ultravioleta. Pero este tiempo depende, también, del tipo de piel de cada persona. Según la clasificación ideada en 1975 por Thomas B. Fitzpatrick dermatólogo de la Universidad de Harvard, existen 6 clases diferentes en base a su tonalidad, facilidad para quemarse y capacidad para broncearse. Es lo que se conoce como el fototipo. Te ampliamos esta información más abajo.

factor de protección solar 1

¿Qué factor de protección solar (FPS) necesito?

Nos encanta el sol: en invierno y en verano. Vamos a la playa y a la montaña en busca de nuestra dosis de Vitamina D. Pero antes, debemos tener claro qué factor de protección solar necesitamos. Deberemos utilizar uno u otro, dependiendo de estas dos condiciones:

El fototipo de piel

Según la clasificación desarrollada por el dermatólogo Thomas B. Fitzpatrick en el 1975, se diferencias 6 fototipos de piel, que son:

Fototipo 1: perteneciente a personas de piel muy pálida. Generalmente se da en personas de cabello pelirrojo y/o con una piel que casi siempre se quema. Apenas se broncea y suelen sufrir reacciones fotoalérgicas al exponerse durante horas a la luz del sol.

Fototipo 2: personas de piel blanca, sensible y delicada. De forma general se da en personas de cabello rubio o claro. Al igual que en las personas de fototipo 1, este tipo de piel apenas se broncea y sufre reacciones fotoalérgicas al exponerse al sol de forma prolongada.

Fototipo 3: es el fototipo de piel más común entre los españoles. Corresponde a personas de cabello castaño y pieles intermedias. Al exponerse al sol se enrojecen primero y posteriormente se broncean.

Fototipo 4: pertenece a personas de cabello moreno o negro. La piel es oscura y se broncea con rapidez.

Fototipo 5: personas cuya piel es aún más morena que la del fototipo 4.

Fototipo 6: personas de piel muy oscura. Tradicionalmente, denominada “piel negra”.

Así, según esta clasificación, entendemos que las personas con un fototipo 1 son las más sensibles a la radiación solar, mientras que las personas con una piel de fototipo 6, son las menos sensibles. Una piel de fototipo 1 debe utilizar un factor de protección muy alto (FPS50 PLUS). A medida que el fototipo de piel aumenta, el factor de protección disminuye. Dejando, así, los factores de protección más bajos para el fototipo 5 y 6.

El tiempo de exposición al sol

El tiempo de exposición solar es el segundo elemento decisivo para elegir un FPS adecuado. Un factor de protección solar alto te garantizará un mayor margen de exposición. Pero recuerda, debes ser precavido: te recomendamos, que aunque uses un FPS50 o FPS50+, te realpliques la crema solar tras 80 minutos. Existen otros elementos externos que pueden condicionar o modificar el tiempo de exposición al sol permitido. Como por ejemplo, el contacto con el agua ( por esta razón es muy importante utilizar un protector solar Very Water Resistant), la sudoración o el roce con la ropa o toalla.

factor de protección solar 2

Si te han resultado interesantes estos consejos para elegir un factor de protección solar (FPS) adecuado, compártelo con tus amigos y familiares. Les pueden resultar útiles ¡Compartir es vivir!