Cada vez hay más posibilidades de encontrar productos ecológicos, bio e incluso vega nos para protegernos del sol. Si eres vegan@ y formas partes del creciente colectivo de consumo de productos ecológicos, seguramente estarás buscando un producto 100% natural, libre de crueldad animal y que no contamine el medio ambiente. Estas son algunas de las características de un protector solar vegano ¡Sigue leyendo para saber más!

¿Cómo saber si un protector solar es vegano?

Para que un protector solar se considere vegano debe cumplir con cinco requisitos básicos, que te detallamos a continuación. Toma nota:

  • Tener garantía ECO: aunque el sello ECO no garantiza que el producto sea vegano, nos indica que es un producto 100% natural y ecológico. Debes saber que los productos de cosmética eco no tienen por qué ser vegano, pero todos los productos veganos son ecológicos, por lo que este sello es un indicativo para ayudarnos a encontrar un protector solar vegano.
  • No estar estado en animales: debe especificarlo en el envase.
  • No contar con colorantes ni aromas sintéticos, que generalmente provienen de componentes de origen animal.
  • Es preferible que cuente con el respaldo de alguna asociación vegana, lo que debe estar especificado en el envase.
  • Contar con un INCI (la nomenclatura de los ingredientes) en el que te asegures de que los ingredientes del producto no provienen de origen animal. En el siguiente punto te daremos alguna pista para reconocerlos.

protector solar vegano 2

Ingredientes de origen animal que puedes encontrar en un protector solar

¿Cómo puedes saber qué ingredientes son de origen animal? En numerosas ocasiones, en los INCIS de los productos nos topamos con nomenclaturas y tecnicismos que desconocemos. No te preocupes, a continuación, relacionamos los ingredientes de origen animal más habituales en protectores solares, para confirmar si es o no vegano:

Alimentos de origen animal: gelatina, huevos, derivados de la leche como caseína, lactatos o ácido láctico, queso, suero, yogurt y productos de abejas, como polen, propóleo o miel.

Productos de origen animal no humano: fibras animales como angora, lana, colágeno, cuero, algunas sustancias aromáticas como castoreum, musk y civet, hormonas como estrógenos, progesterona o testosterona.

Productos de origen animal humano: queratina y placenta.

Subproductos que se obtienen de la matanza de animales: aminoácidos, mantecas, derivados de ácidos grasos, ácido cármico, ácido oleico, gelatinas, pegamentos, lanolina (lana de ovejas), caracoles, insectos machacados, algunas vitaminas como la D3, urea…

Productos marinos animales: ámbar gris, coral, harina de pescado, huevas de pescado, quitina, perlas, esponjas naturales y aditivos de origen animal y posible origen animal que son casi todos los que comienzan por E (E-120, E 542, etc.,) y otros como la lactosa, aceite de esperma, calcio mesoinositol, hezafosfatos o albúmina.

Alternativas económicas 100% naturales

Como has podido comprobar, el listado de ingredientes de origen animal es muy amplio. Para asegurarte de que compras un protector solar vegano, deberás comprobar que su formulación no incluya ninguno de ellos.

Hoy en día, puedes encontrar alternativas económicas y 100% naturales. Como es el caso de nuestras cremas solares EcoFriendly SAFE SEA. Además de proteger el medio ambiente, son libres de crueldad animal ¡Pregunta a tu farmacéutico de confianza! O si lo prefieres, puedes consultar los puntos de venta en el siguiente mapa actualizado:

      Si te ha gustado este post sobre cómo diferenciar un protector solar vegano, no olvides compartirlo con tus familiares y amigos.

      Quizá también te interese:

      Crema solar Cruelty Free y sus beneficios

      Beneficios de la cosmética vegana

      Día Mundial del Veganismo: origen y significado