¿Sabes cuál es el método de aplicación de Safe Sea? Recuerda estos cinco consejos muy importantes para obtener un resultado óptimo en la utilización de cualquier protector solar, y por supuesto también de Safe Sea©:

Método de aplicación del protector solar Safe Sea

  • Aplicar en casa (no en la playa o la piscina) al menos 30 minutos antes de la exposición al sol o al primer baño.
  • Extender generosamente por todo el cuerpo sobre la piel bien seca.
  • No dejar zonas del cuerpo desprotegidas: sobre todo en el caso de Safe Sea©, la medusa sólo necesita un mínimo contacto con la piel para descargar sus células urticantes.
  • ¿Qué cantidad ha de aplicarse? Teóricamente, y para una protección adecuada, necesitaría unos 30 ml de protector para cubrir correctamente toda la superficie de su piel.
  • Para hacerlo más fácil, dermatólogos ingleses crearon la “Tea spoon rule”, la Regla de las 7 cucharillas (…o en nuestro caso, de café): hay que aplicarse la cantidad de crema o loción que quepa en una cucharilla por cada una de las siete partes del cuerpo (piernas, brazos, torso, espalda y cara).

Cómo evitar las marcas del sol: 10 zonas de tu cuerpo que no debes olvidar

Te explicamos cuáles son:

  • Las orejas: constituyen la tercera zona más frecuente para los carcinomas de células basales, lo que supone alrededor del 80% de los 1.3 millones de nuevos casos de cáncer de piel no melanoma que se producen cada año en Estados Unidos.
  • El cuero cabelludo es otra zona especialmente sensible y olvidada. Debes proteger tu cabeza de los rayos UVA, por eso los expertos recomiendan utilizar sombrilla o gorra en todo momento, especialmente las personas con poco cabello.
  • Los párpados y el contorno de ojos. También son fácilmente olvidados y deben estar también constantemente hidratados. Ten en cuenta que cumplen una función esencial en nuestro cuerpo y sin lugar a dudas se trata de una de las zonas más desprotegidas a la hora de salir en verano.
  • Las axilas, depiladas o no, son una parte del cuerpo que se encuentra desprotegida y no se expone al sol la mayor parte del año, especialmente en los hombres.
  • La parte exterior de las manos es sensible a la influencia solar. No así las palmas y las plantas de los pies, que ya están protegidas por una gruesa capa de células muertas que limita la cantidad de rayos UV.
  • El labio inferior necesita crema solar, pues presenta 2 veces más probabilidades de desarrollar cáncer que el labio superior. Según la Fundación contra el Cáncer de Piel, los hombres son 13 veces más propensos a desarrollar este tipo de cáncer que las mujeres.
  • La pelvis y la piel cubierta. Aunque te cueste creerlo, los rayos solares pueden atravesar la fina capa de tela que cubre tu cuerpo, por lo que un bañador no será protección suficiente. Por ese mismo motivo los expertos aconsejan que te apliques bloqueador completamente desnud@, ¡para no olvidar nada en el camino!
  • El empeine. Las chanclas o sandalias no pueden proteger el pie por completo , por lo tanto es una zona sensible a quemaduras.
  • Y por último, las corvas (parte de la pierna opuesta a la rodilla). Una zona completamente olvidada y que seguramente en alguna ocasión te habrás quemado, dificultándote la movilidad ¡Quién no ha visto las estrellas al  conducir de camino a casa!

Quizá también te interese:

¿Sabes leer (bien) la etiqueta de la crema solar?

Diferencia entre filtros físicos y filtros químicos

La mejor crema solar para bebés

Ventajas del protector solar sin nanopartículas