Proceso de inhibición de la picadura de medusa

La calidad de Safe Sea como protector solar y su efectividad en la inhibición de la picadura de medusa está probada internacionalmente. Miles de nadadores conocen, y han probado que es una ayuda en la competición, el ocio y el uso profesional.

La inhibición de la picadura por parte de este protector solar se basa en impedir la activación de los nematocistos de las medusas (dardos). Y está basado en las propiedades químicas del revestimiento mucoso de los peces payaso.

El pez payaso: nuestra gran inspiración

El pez payaso habita entre las anémonas de mar. Que tienen nematocistos urticantes similares a los de las medusas. Pero su recubrimiento mucoso le previene de las picaduras de las anémonas de mar. Los nematocistos requieren tanto estimulación química como táctil para dispararse. Evolutivamente, tiene sentido para las medusas o anémonas de mar no descargar innecesariamente sus nematocistos contra objetos inanimados o contra ellos mismos. De ahí que el revestimiento del pez payaso le mimetiza como una medusa y no sufre sus picaduras. 

Los estudios de Amit Lotan, el fundador de Nidaria y biólogo marino e investigador especializado en cnidarios se basaron en una observación sobre el comportamiento de los peces payasos. Descubrió que en su cobertura, tenían unos polisacáridos idénticos a los que las medusas tienen en su umbrela y que ello le permitía vivir libremente entre tentáculos repletos de células urticantes. El pez payaso se mimetiza entre los tentáculos urticantes que no se disparan al reconocerlo como propio.

Este es el principio de la fórmula y la inhibición de la picadura de las células urticantes si vamos impregnados de la crema. Son los glicosaminglicanos y glicoproteínas indicados en el INCI los responsables de esa propiedad, y por supuesto no provienen de ningún animal, pez payaso o medusa. Estos glicosaminglicanos y glicoproteínas no son de origen animal.

Así evita Safe Sea la picadura de medusa

Safe Sea previene por tanto el disparo de los nematocistos. Sin embargo, una vez que los aguijones se han disparado, Safe Sea no puede bloquear o neutralizar la picadura y su veneno. El inhibidor, no se compone de un solo producto químico. Sino de una amalgama. Además, los cientos de miles de células urticantes funcionan de forma autónoma. Y por tanto, incluso con el tentáculo desprendido de la medusa, podrían dispararse.

En diversas publicaciones científicas Safe Sea está reconocido literalmente como un “eficaz inhibidor de la picadura de medusas. Que disminuye significativamente el dolor y reacción cutánea resultante del contacto con las células urticantes de la medusa” (“Safe Sea jellyfishreport Stanford University”). Es decir, que se reconoce la efectividad Safe Sea. Pero difícilmente previene del contacto el 100% de los casos (es decir, del 100% de los millones de células urticantes autónomas de sus tentáculos). Y es por ello, que en el prospecto del producto se recomienda “no bañarse en aguas infestadas de medusas”.

Así surgió la idea …

El Dr. Amit Lotan obtuvo su doctorado en biología por la Universidad Hebrea, donde trabajó con científicos de las Naciones Unidas para investigar la protección contra la picadura de medusas.

Su doctorado se basó en el sistema de inyección de la toxina de las medusas. Estas, al igual que el piojo de mar, la ortiga de mar, los corales, la anémona de mar y otros organismos pertenecientes al phylum Cnidaria, disponen de células urticantes similares y Amit Lotan fué básicamente el primer científico en hacer una investigación exhaustiva sobre su mecanismo de actuación a nivel bioquímico.

Los hallazgos fueron publicados en su día en la revista Nature, así como en publicaciones punteras de biología marina en los años 90.

Si te ha parecido interesante este artículo sobre cómo evita Safe Sea la picadura de medusa, quizá también te interese:

Medusa cofre: así es la picadura del animal más letal del planeta.

Nivel de protección de Safe Sea® contra la picadura de Carabela portuguesa.

Picaduras de medusa en niños.