Cuidados de la piel en invierno

/, PIEL, SALUD/Cuidados de la piel en invierno

Cuidados de la piel en invierno

El invierno es el principal enemigo de la piel, que sufre muchísimo en esta época. Por ello, es imprescindible cuidarla y protegerla: os contamos cómo hacer frente a los cuidados de la piel en invierno.

En el invierno la piel se enfrenta a las agresiones del frío, el viento, los cambios de temperatura, la calefacción, las corrientes… Es imprescindible protegerla con los cuidados cosméticos adecuados para permitir que tenga buen aspecto. Os damos algunos consejos para cuidar tu piel durante los meses más fríos.

 

¿Qué es la piel?

La piel es el órgano más grande del ser humano ¿Lo sabíais? Dependiendo del tamaño y el peso corporal de la persona, su superficie es de 1,5 a 2 metros cuadrados. Nuestra piel y el tejido subcutáneo tienen un peso medio de 3,5 kg lo que representa alrededor del 16% del peso corporal.

La piel está constituida de varias capas: la epidermis, la capa mas superficial, compuesta de varias capas de células, y la dermis, mas gruesa y profunda, a la que llegan las terminaciones nerviosas.

¿Qué funciones tiene la piel en nuestro organismo?

Además, la piel caracteriza el aspecto único de los seres humanos y, además, cumple con una serie de funciones básicas para el correcto funcionamiento de nuestro organismo:

  • Protección: la piel protege el interior del cuerpo de las influencias externas.
  • Regulación térmica: los vasos sanguíneos de la piel se estrechan o ensanchan para regular la temperatura corporal. El sudor también es una reacción fisiológica de la piel que ayuda a controlar la temperatura corporal.
  • Recursos hídricos: la piel protege al cuerpo de la pérdida excesiva de líquidos, al tiempo que permite la pérdida de líquidos específicos (con drenaje de ciertos fluidos y sales).
  • Sentidos: la percepción del calor o del frío, el tacto y el dolor se hace a través de la piel.
  • Sistema inmunológico: la piel contiene muchas células del sistema inmunológico, como los mastocitos, las células de Langerhans y las células T.
  • Intercambio de información mediante señales del cuerpo: la expresión de una reacción emocional puede ser rubor o palidez. Estas reacciones se producen a partir del ensanchamiento o estrechamiento de los vasos sanguíneos de la piel que se produce principalmente en el área de la cara, cuello y escote.

¿Cómo cuidar la piel en invierno?

La piel reacciona de forma tisular o vascular frente a los ataques de un entorno agresivo. Para prevenir el envejecimiento cutáneo, conviene cuidarla a diario.

¡La regla de oro! Una buena higiene.

Limpia y desmaquilla el rostro dos veces al día, mañana y noche, es primordial. Aunque llueva, haya viento o sol, la piel tiene que estar purificada y tonificada antes de estar hidratada.

Cuidados de la piel en invierno: Hidratación

Una piel bonita, lisa, suave y luminosa, es una piel bien hidratada. La piel de los bebés es la referencia en materia de suavidad por excelencia, contiene un 80% de agua. Sin embargo, en invierno la piel tiene tendencia a secarse. Esta tirante, enrojecida, y puede aparecer una cierta rugosidad. Son los síntomas de la deshidratación.

Hay que evitar la pérdida de agua creando un barrera protectora que impida que se pierdan las moléculas de agua.

Las reglas de oro:

Elegid cremas adaptadas con texturas ricas, preferentemente en invierno, ya que nutren la piel.

Aplicar mascarillas hidratantes, nutritivas, regenerantes, dos veces por semana. Los activos beneficiosos reparan la piel y la preparan para afrontar las agresiones externas.

Cuidados de la piel

Cuidados de la piel en invierno: SOS anti-frío

El frío provoca que sintamos la piel continuamente tirante, sensible. Además de la cara, también otras partes de nuestro cuerpo sufren del invierno, y hay que protegerlas de igual manera.

Las reglas de oro:

No olvidéis proteger la zona de los labios, una zona muy frágil, con bálsamos o sticks reparadores. En caso de grietas, aplica una capa espesa, como una mascarilla, varias veces al día.

Proteger también las manos, con llevar guantes no es suficiente. Utilizar una crema, un fluido o un bálsamo y masajear bien desde las muñecas hasta las puntas de los dedos. A menudo contienen vaselina, manteca de karité o aceites vegetales que aportan una película protectora. Si tenéis las manos agrietadas, aplicar una capa espesa y dejar actuar durante toda la noche.​

Cuidados de la piel en invierno: SOS radiación UVA/UVB

No solamente el frío provoca daños en la piel. El sol también es un elemento que tenemos que tener en cuenta para cuidar y proteger nuestra piel. Durante todo el año, los rayos ultravioletas emitidos por el sol inciden en nuestra piel, afectando a la dermis y epidermis. Puede que creas que esto sólo sucede en verano, cuando los rayos UVA/ UVB son más potentes, pero no es así. La radiación ultravioleta incide en nuestra piel en todas las épocas del año: verano, otoño, invierno y primavera.

 

Protección de la piel de los rayos en invierno

Por este motivo es muy importante que utilicéis protector solar cada día. Desde “Mamás & Protectoras” os animamos a tomar como rutina la aplicación de un buen protector solar en rostro y manos (son las zonas del cuerpo que mantenemos al descubierto en invierno) 30 minutos antes de salir de casa. De este modo, vuestra piel estará totalmente protegida del sol nada más pisar la calle.

Las reglas de oro:

Es muy importante que la protección solar utilizada contenga un factor de protección alto y sea apta para pieles sensibles. Así, no sólo aseguráis el cuidado y protección de vuestra piel sino también la de vuestros hijos.

Recomendación de Mamás & Protectoras

Para conseguir este efecto protector, os aconsejamos la aplicación de la crema solar SAFE SEA.  La emulsión Water in Oil proporciona un excelente tacto a la piel y mantiene su hidratación. Contiene vitaminas D y E que actúan como importantes antioxidantes para el organismo humano, además de ingredientes adaptados para la piel infantil. Podéis encontrar información más detallada en su web y tienda online. Y si os animáis a probarla, también la podéis encontrar en vuestra farmacia o para-farmacia más cercana.

Así, los 3 factores que influyen en el cuidado de la piel en invierno son: la hidratación, el frío y las radiaciones ultravioletas. Con estos consejos que os hemos dado, protegeréis vuestra piel y la de vuestra familia.

¿Os ha gustado el post sobre los cuidados de la piel en invierno? No olvidéis darle al LIKE y/o compartir en vuestras Redes Sociales.

 

HISTORIAS RELACIONADAS:

La piel del niño: peculiaridades, medidas y mitos frente a la protección solar.

Entre un 80 % y un 90 % de la población está por debajo de los niveles óptimos de Vitamina D.

10 destinos para el Puente de la Constitución por menos de 75€.

10 outfits para triunfar en Navidad.

 

 

Por | 2018-11-15T14:24:14+00:00 noviembre 15th, 2018|MATERNIDAD, PIEL, SALUD|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.