Nivel de protección de Safe Sea® contra la picadura de Carabela portuguesa

//Nivel de protección de Safe Sea® contra la picadura de Carabela portuguesa

Nivel de protección de Safe Sea® contra la picadura de Carabela portuguesa

¿Cómo afecta la picadura de Carabela Portuguesa a nuestro organismo? La toxicidad de los cnidarios es un problema mundial. Los Cnidarios están equipados con células urticantes, cada una de las cuales contiene un mecanismo de picadura capaz de administrar toxinas en la víctima en cuanto se activa. Normalmente sus células urticantes se hallan en sus tentáculos.

Una de las más temidas universalmente es la llamada Carabela portuguesa (en Australia Blue bottle, o Man-O-War, de nombre científico Physalia physalis las presentes en el Atlántico Norte y Physalia utriculus en el Pacífico). Es en realidad una colonia flotante, con una cámara llena de gas, de color azulado o violeta transparente. Su cámara, en su parte superior, hace de vela. Su parte sumergida está formada por tentáculos finos y largos (se han detectado hasta 20m!!). Es muy poco frecuente en el Mediterráneo, pero la deriva de temperaturas puede afectar a su entrada en este mar.

Picadura de Carabela Portuguesa

El veneno que segrega la Physalia causa problemas respiratorios y parálisis muscular, y es este el sistema de la medusa para captar a sus presas. La persona que sufra la picadura sentirá un fuerte dolor y picor. Puede causar serios efectos como fiebre, shock, y problemas respiratorios y circulatorios.

El fuerte dolor de la picadura puede durar unas dos horas y, dependiendo del tratamiento, irá remitiendo hasta desaparecer al cabo de unas siete u ocho horas.

picadura-carabela-portuguesa-figura-1

Un grupo de técnicos japonés realizó un test (Challenge Grid Test) para monitorizar la eficacia de Safe Sea® con la picadura de la medusa Carabela portuguesa.

Test para evaluar la protección frente a picadura de Carabela Portuguesa

Se trataba de monitorizar (test de cuadrículas) piel real de individuos voluntarios expuesta con fragmentos de tentáculos frescos de Carabela. El interior de los brazos fue marcado y dividido en 4 cuadrículas para la realización de experimentos independientes en cada sujeto (fig. 2)

picadura-carabela-portuguesa

Figura 2

En los brazos izquierdos se aplicaba loción de una conocida marca de solar (control) a una determinada concentración. La misma con la que se aplicaba en el brazo derecho con Safe Sea®. Se aplicaba 10-15 minutos antes de la prueba. Entonces se aplicaron muestras frescas de tentáculos (5 mm.) de medusa Physalia utriculus.(fig. 3)

picadura-carabela-portuguesa-figura-3

Figura 3

Los resultados de las pruebas representaron la suma de las cuadrículas que desarrollaron inflamación, tras 15 minutos en piel previamente cubierta por Safe Sea® o la marca control. Con ello se medía el nivel de infección de los brazos tratados con Safe Sea® y con la marca de control tras un breve contacto con los tentáculos. (fig. 4)

picadura-carabela-portuguesa-figura-4

4 Todos los brazos izquierdos presentaron afectación tras 15’.

En una segunda etapa: brazos previamente rociados con Safe Sea® sumergidos en una cubeta con la medusa Physalia. Se monitorizaron los no afectados (fig. 5)

           picadura-carabela-portuguesa-figura-5

Figura 5

Resumen y Conclusión

Todos los sujetos experimentaron eritema palpable (puntuación 1) en el brazo con aplicación del solar control. El eritema se extendió ampliamente a lo largo del área de aplicación de tentáculos. La reacción de la piel duró más de dos horas. En cambio, no se observaron signos visibles de picadura en las cuadrículas tratadas con Safe Sea®. Bajo las mismas condiciones, un protector solar de prestigio no protegió los brazos expuestos a los tentáculos de Physalia, que presentaban eritemas palpables.

Por el contrario, la loción de Safe Sea® inhibió la picadura en todos los sujetos y rejillas. Este Challenge Grid Test, por lo tanto, confirmaba lo que en otros estudios científicos se había comprobado anteriormente con medusas menos peligrosas. La eficacia en la protección frente a la picadura de medusas, incluso con la picadura de Carabela Portuguesa, lo cual no quiere decir que no haya que procurar no cruzarse con ella.

¿Qué hacer frente una picadura de Carabela Portuguesa?

Es algo distinto del protocolo para otras medusas mediterráneas:

  • Lavar con agua de mar cuidadosamente, no frotar nunca!
  • Utilizar pinzas, guantes o una tarjeta plástica para ayudar a quitar los restos de tentáculos o residuos.
  • Aplicar calor (hot packs) o inmersión en agua caliente (40-45º C)
  • Reevaluar el dolor y volver a aplicar calor si es necesario.
  • Si el dolor persiste, consultar médico o centro hospitalario.

Si no se está seguro, pero se sospecha sea una Carabela Portuguesa, se debe avisar al puesto de socorro más cercano o llamar al 112. No debe aplicarse en caso de duda agua dulce, vinagre, amoníaco, alcohol o vendajes a presión.

También le puede interesar:

Ben Hooper entra en parálisis tras sufrir la picadura de una carabela portuguesa.

Así inhibe la picadura de medusa la crema solar Safe Sea.

Protocolo picaduras.

Por | 2018-07-23T11:31:38+00:00 julio 23rd, 2018|SAFE CARE|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.