El lunar es uno de los principales signos de advertencia frente a un caso de melanoma u otro tipo de cáncer de piel ¡Te explicamos cómo examinar los lunares de tu piel!  

Lunares normales

Por lo general, un lunar es una mancha de color uniforme café, canela o negro en la piel. Puede ser plano o prominente, redondo u ovalado. Generalmente, los lunares miden menos de 6 milímetros de ancho. Algunos de ellos ya los tenemos al nacer, pero la mayoría aparece durante la infancia o la juventud. 

Una vez que se ha originado un lunar, por lo general conservará el mismo tamaño, forma y color durante años. Eventualmente, algunos lunares pueden desaparecer. 

 

cómo examinar lunares

La mayoría de las personas tienen lunares, y estos son inofensivos. No obstante, es importante reconocer los cambios en un lunar ( tamaño, forma o color). Esto puede sugerirnos el desarrollo de un melanoma. 

Cómo examinar los lunares 

Destacamos dos señales importantes a la hora de detectar un posible caso de melanoma: 

  1. Aparición de un lunar nuevo en la piel o uno existente que haya cambiado en tamaño, forma o color. 
  2. Otra señal es que algún lunar luzca distinto a los otros en la piel. Este caso es conocido como el «signo del patito feo». 

La regla ABCDE es un método eficaz para identificar las señales habituales del melanoma ¡Antentos!

A de Asimetría: la mitad del lunar o marca de nacimiento no corresponde a la otra mitad.

B de Borde: los bordes del lunar son irregulares, desiguales, dentados o poco definidos. 

C de Color: el color no es uniforme y puede incluir sombras color marrón o negras. En algunas ocasiones con manchas rosadas, rojas, azules o blancas. 

D de Diámetro: el lunar mida más de 6 milímitros de ancho. Aunque en algunas ocasiones, el melanoma puede ser más pequeño. 

E de Evolución: el tamaño, la forma o el color del lunar están cambiando. 

¡Importante! Algunos melanomas no siguen las reglas descritas anteriormente, por lo que es recomendable informar a nuestro médico de cualquier cambio en la piel o nuevo lunar, así como de crecimientos observados como algo distinto al resto de lunares.