Roscón de Reyes sin azúcar añadido ¡Pruébalo!

//Roscón de Reyes sin azúcar añadido ¡Pruébalo!

Roscón de Reyes sin azúcar añadido ¡Pruébalo!

Después de los días de comilona de Navidad y Año Nuevo, es hora de empezar a cuidarnos. Y qué mejor manera que preparar un delicioso Roscón de Reyes sin azúcar añadido. El Roscón de Reyes (o Rosca de Reyes en Suramérica) es un bollo que comemos el día de Reyes, pero… ¿sabéis de dónde procede la tradición? ¡Pues desde la época de los romanos, nada menos! Durante las fiestas que hacían para venerar al dios Saturno (saturnales romanas), se preparaban unas tortas redondas con higos y miel, y de ahí se cree que vienen los roscones que tenemos hoy en día.

 

roscón de reyes sin azúcar

Con los ingredientes que os damos, nos dará para 16 raciones (que debemos respetar para tener en cuenta la cantidad de hidratos de carbono que ingerimos). Por suerte, éste es un postre que comeremos sólo una vez al año, porque tela con los hidratos! Intentad tomarlo pronto y haced el esfuerzo de no comer pan con la comida (una cosa por la otra).

tiempo de cocción

Información Nutricional

Por cada ración de 50gr tenemos:

154,14 kcal

20,8gr HC

¿Cómo preparar un Roscón de Reyes sin azúcar añadido?

Paso 1

En primer lugar, en un bol, ponemos la mitad de la harina, formando un volcán con las manos.

Paso 2

A continuación, infusionamos la leche, poniéndola a fuego lento junto con la piel de la naranja, y la vainilla. Retiramos del fuego y dejamos que se atemple.

Paso 3

Seguidamente echamos la leche ya infusionada y tibia, en la que habremos disuelto la levadura fresca, y mezclamos en el bol con la harina desde fuera hacia dentro, amasando.

Paso 4

Añadimos los huevos, el agua de azahar, la stevia, la sal y el resto de la harina, y amasamos. Ahora será más fácil sacar la masa del bol y ponerla sobre el mármol o una superficie grande, enharinada. Añadimos la mantequilla fría (en pomada va mejor), y amasamos haciendo movimientos desde fuera hacia adentro.

Paso 5

Recuperamos el bol (u otro bol, limpio), y echamos una cucharadita de aceite de oliva que esparciremos con la ayuda de una servilleta de papel por todo el bol. Colocamos ahí la bola de masa que hemos hecho, y dejamos fermentar durante una hora, tapando el bol con papel film asegurándonos de que no entra aire.

Paso 6

Pasada la hora, hacemos un agujero en el centro de la masa para formar el rosco (lo más fácil es hacer una bola, clavar los dedos en el centro e ir dándole forma).

Paso 7

Colocamos la masa en una bandeja de horno sobre papel de cocina, poniendo un vaso en el agujero que hemos hecho para evitar que al crecer la masa perdamos el agujero. Cubrimos de nuevo con papel film (yo le he puesto varias capas para que no entrase aire por ningún sitio), y lo dejamos dentro del horno durante 2 horas más (con el horno apagado).

Paso 8

Retiramos el papel film y el vaso y pincelamos la masa con un poco de huevo batido. Colocamos sobre el roscón varias rodajas de naranja y pomelo, y horneamos a 190º durante 20 minutos (previamente habremos precalentado el horno).

Paso 9

Por último, dejamos enfriar, ¡y listo! Puedes rellenarlo de algo si quieres, como por ejemplo de crema pastelera sin azúcar con un poco de gelatina para darle consistencia. Intentad cortar las rodajas de fruta ni muy finas ni muy gordas, para evitar las puntitas tostadas.

Os ha gustado la receta para cocinar un Roscón de Reyes sin azúcar añadido? No olvides darle al LIKE y/o compartir en vuestras redes sociales.

HISTORIAS RELACIONADAS: 

Los 10 mejores platos para la cena de Nochebuena.

Los mejores regalos de Navidad para niños.

El síndrome del niño hiperregalado: ¿Compramos demasiados regalos a los niños?

 

Por | 2018-02-19T09:53:05+00:00 noviembre 29th, 2017|MATERNIDAD|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.