Las 10 virtudes del sol

//Las 10 virtudes del sol

Las 10 virtudes del sol

El consumo moderado de luz solar beneficia y revitaliza nuestro organismo ¡descubre las virtudes del sol!

Ponte cómod@ en la tumbona y lee atentamente los 10 beneficios que ejerce el sol en nuestro cuerpo; te quedarás de piedra ¡Vamos allá!

Fortalece huesos y dientes: cada vez que te bronceas tus huesos se van fortaleciendo. Los rayos UV ayudan a producir vitamina D en la piel. Recuerda que esta vitamina es vital  para la mineralización de los huesos. Favorece su absorción en el intestino del calcio y el fósforo y evita su pérdida en el riñón.

Aunque la mayor parte de las vitaminas hay que tomarlas en los alimentos, en el caso de la Vitamina D el metabolismo cuenta con un “as en la manga”: es capaz de fabricarla en la piel cuando dispone de  un precursor conocido como 7-deshibdrocolesterol (que proviene del “temido” colesterol”) gracias a la radiación UV.

 ¡20 minutos a la semana de sol son suficientes pata recargarte de Vitamina D!

Mejora el aspecto de la piel: si tienes acné, el sol puede ayudarte. Basta media hora de sol al día para mejorar el aspecto de tu piel. La clave está en que lo tomes a primera hora de la mañana o a última de la tarde (cuando no tienes riesgo de quemadura) y que no sobrepases los 30 minutos.

Estimula la inmunidad: seguramente habrás notado que en inviernos posteriores a unas vacaciones al sol tienes menos gripes y catarros, ¿verdad? Esto sucede porque es capaz de aumentar el número de globos blancos o linfocitos en la sangre, células encargadas de la primera defensa frente a la infección.

Equilibra el colesterol: si vives en climas soleados, tienes menos posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares. Se ha comprobado que los niveles de colesterol son menores en verano. Al tomar el sol disminuye el nivel colesterol y evita que se pegue en las arterias.

Disminuye la presión sanguínea: es por este motivo que algunos deportistas evitan tomar el sol antes de una competición. El sol provoca una vasodilatación de los vasos sanguíneos superficiales, aumentando así la circulación de la sangre en la piel. Los valores de presión arterial disminuyen. Aumenta el metabolismo y la depuración de los tejidos. Estos efectos pueden volverse en contra de una persona deportista, pues la bajada de tensión hace que no presten atención al estado de alerta anterior a una prueba. No obstante, después de la competición o en personas con hipertensión, el sol tiene un efecto medicinal.

Protege frente a diversos tipos de cáncer: los países mediterráneos tienen una incidencia menor de cáncer de mama y cáncer de colon, frente a los países nórdicos. La explicación a esta protección natural reside nuevamente en el efecto protector de la vitamina D.

Ahuyenta la depresión: ¿Te sientes mejor después de estar un rato tomando el sol? Parece que bajo la luz del sol es más fácil ver el lado positivo de la vida y se aleja el cansancio, la depresión y el estrés.Los rayos UV aumentan la producción de un neurotransmisor vinculado con la sensación de bienestar: la serotonina.

Mejora la calidad del sueño: la serotonina vuelve a ser protagonista. Entre sus funciones también está la de regular los ciclos del sueño. Sus niveles en sangre son más altos durante la noche, cuando no hay luz. Cuando hay luz, esta hormona desciende y nos sentimos más activos. Así que ya sabes, ¡Substituye tu café matinal por 10 minutos de sol!

Favorece la vida sexual: no queremos caer en tópicos, pero lo cierto es que hay más sexo en verano que en invierno. La “culpable” es una hormona conocida como testosterona, cuyos niveles en sangre aumentan con la incidencia de la luz solar en nuestra piel.

Disminuye el riesgo de esclerosis múltiple: ¿Qué relación tiene una enfermedad degenerativa del sistema nervioso central con el sol? Aunque de momento no se ha podido demostrar clínicamente, los datos hablan por sí solos: la incidencia de esclerosis múltiple es mayor en los países con menos horas de sol. Parece ser que la exposición solar durante la infancia reduce el riesgo de desarrollar esta enfermedad en el futuro.

Curioso, ¿no?

¡A partir de ahora sabréis sacarle partido a nuestro querido astro!

 

 

 

Por | 2018-02-26T09:18:36+00:00 marzo 23rd, 2016|SALUD|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.